PUERTAS DE RUIDO

En un sistema de sonido, existen muchas fuentes, muchas de las cuales son fuentes de 
ruido, como micrófonos abiertos y reproductores de cinta. El cometido las puertas de 
ruido es reducir el mismo. La forma de reducirlo es atenuarlo en los momentos donde más 
se puede notar, que es cuando se produce un silencio. 
Las puertas de ruido derivan de los expansores cuando la relación de expansión tiende a 
valores muy altos. De esta manera, cuando la señal cae por debajo del umbral, la salida 
correspondiente tiene niveles próximos a cero. 
Los controles de una puerta de ruido pueden ser varios. Siempre se encuentra el control de
umbral, que fija el nivel, por debajo del cual, se entiende que lo que queda es ruido. 
También se pueden encontrar controles del tiempo de ataque y tiempo de relajación, 
aunque en modelos sencillos o aplicaciones de puerta de ruido incorporadas a compresores, 
estos tiempos vienen ajustados. 
El tiempo de ataque es el tiempo que tarda la puerta en comenzar a abrirse y dejar pasar 
señal. Un tiempo muy corto puede crear distorsión si se abre en mitad de un ciclo de una 
señal de baja frecuencia. De manera inversa, el tiempo de relajación es el tiempo que tarda 
la puerta en cerrarse totalmente y no dejar pasar nada de señal. Durante este tiempo, la 
señal se va atenuando progresivamente. Los tiempos de relajación son mucho mayores que 
los de ataque. 
El tiempo de mantenimiento (hold) controla el tiempo que ha de pasar desde que la señal 
cae por debajo del umbral hasta que la puerta comienza a cerrarse. Su cometido es evitar 
falsos cierres de la puerta cuando la señal, por un instante cae por debajo del umbral. 
Gráfica de los tiempos de una puerta de ruido.

En la gráfica superior se pueden ver los tiempos de una puerta de ruido. 
Ta=Tiempo de ataque, Tm=Tiempo de mantenimiento, Tr=Tiempo de relajación. La 
señal resultante está dibujada en color mostaza y la parte de la dinámica original que 
desaparece en verde brillante. Una vez que el nivel de la señal supera el umbral, fijado en -
30dB, la puerta empieza a abrirse, en este caso más rápidamente que el aumento de la señal. 
Cuando se alcanza el umbral otra vez, la puerta no comienza a actuar tras transcurrir el 
tiempo de mantenimiento. Después, durante el tiempo de relajación la puerta se va 
cerrando atenuando cada vez más la señal. Gracias al tiempo de mantenimiento, en el 
punto "b", donde la señal cae por debajo del umbral, la puerta no comienza a cerrarse. 
En el ejemplo anterior, la puerta de ruido está ajustada con el umbral en -21 dB, tiempo de 
ataque de 1 ms y de relajación de 100 ms. El ruido se puede escuchar mientras la puerta 
está abierta, porque no lo elimina el ruido, sino que no lo deja pasar cuando se hace más 
patente, en los silencios. Las puertas de ruido sencillas trabajan cortando la salida de señal 
cuando el nivel cae por debajo de umbral. Otras puertas más sofisticadas, sólo lo atenúan, 
de este modo cuando la puerta se abra, la transición será menos brusca.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...