FILTROS Y ECUALIZADORES DE SONIDO

Los filtros fijos son aquellos que sólo permiten al usuario actuar para conectarlos o 
desconectarlos. Asociados a los reproductores de vinilo existían muchos tipos de filtros 
que han caído en desuso. 
Tenemos varios ejemplos de estos filtros. El filtro MPX es un filtro paso bajo que evita 
la introducción de la subportadora piloto de FM en las grabaciones de esta fuente. La 
frecuencia de corte suele estar en 18KHz y la atenuación mínima es de 18dB. Otro tipo 
de filtro fijo del que a veces se dispone es un filtro paso alto que introduce una 
atenuación de más de 18dB a la frecuencia de red (50Hz) para que no se escuche el 
típico zumbido que se produce cuando la fuente de alimentación no aísla bien esta 
frecuencia.
El control de Loudness tiene como misión producir una igualación de los niveles de 
sonoridad a pesar de que el nivel general baje. El oído es menos sensible en bajas 
frecuencias cuanto más baja en nivel (explicado en 3.1 Audición y frecuencia). Lo que 
se consigue al activar este control, es un refuerzo de la señal principalmente en baja 
frecuencia, y a veces también en alta frecuencia.
Los filtros variables o controles de tonalidad más usados en el campo doméstico son los 
controles de graves, de medios y de agudos. Estos controles son capaces de variar la 
ganancia a gusto del usuario tanto para realzar como para atenuar. Las frecuencias a las 
que actúan son fijas. Los controles de graves suelen actuar para frecuencias por debajo 
de 400-600 Hz, los de agudos suelen actuar por encima de los 2-4 KHz. Los controles 
de medios suelen actuar en las frecuencias entre 400 Hz y 2 KHz. La variación de 
ganancia suele ser de ±6 dB.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...