COMPRESORES MULTIBANDA

La compresión multibanda divide una señal sonora en dos o más bandas de frecuencia, las 
comprime y las vuelve a mezclar. De esta forma, permite igualar los picos de una zona del 
espectro sin que ello repercuta sobre el nivel de compresión de otras. 
En la práctica, mediante la compresión multibanda se consiguen grabaciones con mayor 
nivel sonoro y se puede ejercer un mayor control de la dinámica que con la compresión 
monobanda. 
Vamos a suponer que en tu mezcla tienes un bombo a negras que suena bastante fuerte. Si 
aplicas a la mezcla un compresor estéreo normal, se producirá un efecto de "bombeo", ya 
que cada vez que suene el bombo se disparará el compresor y el nivel general bajará. Sin 
embargo, si aplicar un compresor multibanda, puedes comprimir de manera independiente 
la banda del bombo, dejando el resto de la mezcla intacta. 
Aunque a veces se usa a propósito el efecto de bombeo que he mencionado, un compresor 
multibanda permite, en general, más control y precisión que otro que tenga solamente una 
banda. 
Los compresores multibanda suelen ofrecer tres o cuatro bandas, y cada una de ellas 
dispone de los siguientes controles: 
UMBRAL.- El nivel a partir del cual se empieza a comprimir esa banda. 
RATIO.- La cantidad de compresión aplicada a la banda. 
ATAQUE.- La velocidad a la que la compresión entra en acción. 
LIBERACIÓN.- La velocidad a la que el compresor deja de actuar sobre la señal y vuelve a 
su estado de "no compresión". 
GANANCIA DE COMPRESIÓN.- Un control de volumen que aumenta el nivel de la 
señal tras haber sido reducido por la compresión. 
PUNTO DE CRUCE.- La frecuencia en la que acaba una banda y empieza otra. 
PENDIENTE.- Determina lo abrupta que es la transición entre dos bandas. 
TEN EN CUENTA QUE: 
1- A la hora de masterizar, intenta que la banda más aguda quede lo más natural posible, ya 
que las fluctuaciones de nivel en dichas frecuencias se notan. 
2- Ajusta los umbrales de todas las bandas de forma que sean los picos los que las disparen, 
y edítalos (los umbrales) a partir de ese valor. 
3- Asegúrate de que la banda inferior queda bajo control. Unos graves bien ajustados dan 
calidad a las mezclas. 
4- Cuando masterices y mezcles, compara tu pista con Cd's comerciales que conozcas bien. 
La compresión multibanda puede empeorar los resultados con la misma facilidad que los 
mejora. 
5- Cuando llegues a una configuración que funcione bien con un tipo de mezcla 
determinado, grábala como preset y utilízala como punto de partida en futuras mezclas del 
mismo tipo.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...