Oatmeal - un synth imprescindible

Desde luego su interfaz nativa (pero hay numerosas pieles alternativas) no invita a probarlo. Pero las posibilidades creativas de  este sintetizador de dos osciladores no son nada desdeñables. Ofrece tres clases de síntesis: sustractiva, FM y aditiva. Esta última la encontraremos al abrir el editor individual de cada oscilador. Podremos desde allí (además de otras interesantes manipulaciones de la onda) controlar el nivel y fase de cada armónico. Así que además de las clásicas ondas disponibles en la mayoría de los sustractivos  (sine,  saw, pulse, triangle) dispondremos de otra de usuario completamente editable. El abanico tímbrico es impresionante. También disponemos  de un tercer oscilador para “Ruido”, un módulo de distorsión  y unos potentes y versátiles efectos de modulación: chorus,  delay y reverb. Además de un XY Pad donde podremos asignar diferentes parámetros del sintetizador y controladores midis.  Si estás falto de inspiración a la hora  de crear sonidos un generador random de patchs que trabajará por ti, ya que el resultado de este “botoncito mágico” suele ser muy utilizable. Simplemente hay que pinchar y esperar a que suene algo parecido a lo que estemos buscando. Además a este magnífico y sin par sintetizador lo completan otras posibilidades comunes a otros sintetizadores y otras no tanto. Tales como: afinación de cada una  de las doce notas de la escala ,  dos LFOs,  dos envolventes asignables,  una pitch envolvente,  completa implementación midi, dos filtros configurables, un versátil arpegiador,  un ecualizador paramétrico de cinco cortes,  etc…  Imprescindible.







0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...